Hoy en día, la importancia de contar con un seguro de protección es mucho mayor, ya que nadie se encuentra exento de sufrir un percance y requerirlos, afortunadamente, se han creado seguros para diferentes eventualidades y no sólo eso, sino que también pueden combinarse, tal como nos lo explica la siguiente nota de El Economista.

Sandra Vázquez estaba en su casa y desafortunadamente sufrió un accidente que le lastimó fuertemente la columna, los primeros egresos pudieron ser sustentados por los seguros de la casa, el cual cubría gastos médicos de accidentes ocurridos en el hogar.

Desafortunadamente, el problema de salud necesitó de más capital del que cubría dicha cobertura, por lo que hizo válida la pequeña cantidad asegurada de su seguro de accidentes personales.

El conflicto siguió y tuvo que hacer válido los seguros de gastos médicos para seguir con el tratamiento que le provocó su caída.

El anterior caso es un ejemplo del por qué los especialistas aseguran que entre más protegido esté es mejor, así como aprovechar la complementación o combinación de seguros, ya que se trata de una posibilidad viable, pero poco conocida.

Jesús Chávez Ugalde, director de Análisis de Productos y Servicios Financieros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), informó que esto sólo puede hacerlo si está pagando diferentes sumas aseguradas o si cuenta con varias pólizas que pueden cubrir su padecimiento.

Aseguró que es válida la complementación, “es viable que si usted ya se acabó su monto asegurado y cuenta con un segundo seguro que lo respalde, hacer valido éste para continuar con el pago de sus gastos médicos”.

Lo ideal es tener un solo producto, no es necesario contar con dos seguros de gastos médicos, pero recuerde que otros tipos de seguros (como los seguros de casa, de accidentes personales y de auto, por ejemplo, pueden cubrirle gastos médicos) pueden estarlo protegiendo.

“Algo muy importante dentro de los seguros de gastos médicos es contratar la póliza que se ajuste a sus necesidades, ya que muchas veces se gasta en lujos, como gastos médicos internacionales, cuando en realidad no sale del país, en lugar de