Lamentablemente en México, 54 millones de personas no cuentan con ningún seguro, cifra alarmante si se toma en cuenta que en caso de algún imprevisto no se tendrá una protección financiera que ayude a afrontar alguna emergencia o pérdida.

Totalmente de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en Grupo Ordásagente de seguros y fianzas sabemos que los seguros son una inversión y no un gasto, pues evitan un desembolso mayor a futuro ante los riesgos a los que se está expuesto como accidentes personales o automovilísticos, enfermedades y la muerte.

En la revista mensual “Proteja su dinero”, el organismo señala que en la actualidad existen en el mercado seguros que se pueden adaptar a diferentes necesidades y bolsillos, los cuales cuentan con las mismas condiciones generales, y los requisitos de contratación y reclamaciones son sencillos.

Una de las coberturas que ofrecen estos seguros es la de fallecimiento, en la que si alguien depende económicamente del contratante y éste muere, los seres queridos recibirán un