La nueva normalidad postpandemia presenta un escenario difícil y retador para las micro, pequeñas y medianas empresas