Los cambios en nuestro país traerán buenas noticias para aquellos que cuentan con la protección de alguno de los seguros existentes, incluso para aquellos que aún no cuentan con ninguno, es así como lo considera el periódico El Economista su siguiente nota.