Contar con todas las tapas en registros eléctricos, tableros y cajas de confluencia.

• Eliminar enchufes múltiples y supervisar el uso de aparatos individuales de calefacción o ventiladores.

• Colocación de lámparas o tragaluces en la vertical de espacios libres.

• Comprobar la existencia de instalaciones protegidas o a prueba de explosión en puntos de especial riesgo (pinturas, solventes, generación de polvos, etc.).

• Proteger canalizaciones que puedan verse afectadas por golpes o acciones directas de vapor o humedad.

Para almacenamiento:

• Aislar mercancías de especial carga térmica (cartonaje, pinturas, solventes, etc.).

Al enfrentarnos con el riesgo podemos realizar 3 posibles actuaciones:

a) Eliminarlo

b) Reducirlo

c) Prevenirlo

De manera general se recomienda:

Para instalaciones Eléctricas:

• Establecer áreas de almacenamiento que permitan atacar los conatos de incendio.

• Evitar colocar mercancía bajo lámparas.

• Colocar diques de contención en depósitos o almacenes de líquidos combustibles.

• Establecer barreras que separen los almacenamientos de gases (tanques, aerosoles, etc.), poniendo especial cuidado su apilamiento y manipulación.

• Separar de la zona de almacenamiento el lugar destinado para carga de baterías de los montacargas.

Orden y Limpieza:

• Sujetar los tanques de gases comprimidos a la