ANTES

1) Acuda a la unidad de protección civil o a las autoridades locales para saber.

  • Si la zona en la que vive está sujeta a este riesgo.
  • Qué lugares servirán para albergues.
  • Por qué medios recibirá los mensajes de emergencia.

2) Platique con sus familiares y amigos para organizar un plan de protección civil, tomando en cuenta las siguientes medidas:

  • Si su casa es frágil tenga previsto un albergue.
  • Realice las reparaciones necesarias para evitar daños mayores.
  • Guarde fertilizantes e insecticidas en lugares a prueba de agua.
  • Procure un lugar para proteger a sus animales y equipo de trabajo

3) Tenga a la mano los siguientes artículos para caso de emergencia.

  • Botiquín e instructivo de primeros auxilios
  • Radio y linterna(s) de baterías con los repuestos necesarios.
  • Agua hervida en envases con tapa y alimentos enlatados.
  • Sus documentos importantes guardados en bolsas de plástico.

DURANTE

  • Desconecte todos sus aparatos y el interruptor de energía eléctrica
  • Cierre las llaves de gas y agua
  • Manténgase alejado de puertas y ventanas
  • No prenda velas ni veladoras, use lámparas de pilas.
  • Si el viento abre una puerta o ventana, no avance hacia ella en forma frontal.
  • No salga hasta que las autoridades indiquen que terminó el peligro. El ojo del huracán crea una calma que puede durar hasta una hora y después vuelve la fuerza destructora con vientos en sentido contrario.

DESPUES

  • Cuidar que sus alimentos estén limpios, no comer nada crudo ni de procedencia dudosa.
  • Beber agua potable o hervir la que va a tomar.
  • Usar los zapatos cerrados.
  • Limpiar cualquier derrame de sustancias tóxicas o inflamables.
  • Mantener desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de que no hay fugas ni peligro de corto circuito.
  • Asegurarse que los aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.
  • Usar el teléfono sólo para emergencias.
  • Desaloje el agua estancada para evitar plagas de mosquitos. 

CONTACTO CON AGENTE DE SEGUROS, PERSONAS FISICAS Y MORALES

  • Ponerse en contacto con su agente de seguros.
  • Realizar una carta de inventario de daños con pérdida monetaria estimada.
  • Tomar fotografías de todo el panorama de los daños así como de los daños específicos, si se puede ponerle fecha a las fotos mejor.
  • Limpiar escombros sin tirar las cosas que quieran reclamar al seguro.
  • Implementar todas las medidas que ayuden a detener o disminuir los daños provocados por el huracán.

En Grupo Ordás, con 30 años de experiencia en el mercado, podemos asesorarte para que conozcas todas las opciones de seguros de empresasseguros de flotillas, seguros de autos o cualquier otro seguro que sea a tu medida.

Protégete hoy, ponte en contacto con nosotros.
Tel. 30 00 00 00