ANTES

1) Acuda a la unidad de protección civil o a las autoridades locales para saber.

  • Si la zona en la que vive está sujeta a este riesgo.
  • Qué lugares servirán para albergues.
  • Por qué medios recibirá los mensajes de emergencia.

2) Platique con sus familiares y amigos para organizar un plan de protección civil, tomando en cuenta las siguientes medidas:

  • Si su casa es frágil tenga previsto un albergue.
  • Realice las reparaciones necesarias para evitar daños mayores.
  • Guarde fertilizantes e insecticidas en lugares a prueba de agua.
  • Procure un lugar para proteger a sus animales y equipo de trabajo

3) Tenga a la mano los siguientes artículos para caso de emergencia.

  • Botiquín e instructivo de primeros auxilios
  • Radio y linterna(s) de baterías con los repuestos necesarios.
  • Agua hervida en envases con tapa y alimentos enlatados.
  • Sus documentos importantes guardados en bolsas de plástico.

DURANTE

  • Desconecte todos sus aparatos y el interruptor de energía eléctrica
  • Cierre las llaves de gas y agua
  • Manténgase alejado de puertas y ventanas
  • No prenda velas ni veladoras, use lámparas de pilas.
  • Si el viento abre una puerta o ventana, no avance hacia ella en forma frontal.
  • No salga hasta que las autoridades indiquen que terminó el peligro. El ojo del huracán crea una calma que puede durar hasta una hora y después vuelve la fuerza destructora con vientos en sentido contrario.

DESPUES

  • Cuidar que sus alimentos estén limpios, no comer nada crudo ni de procedencia dudosa.
  • Beber agua potable o hervir la que va a tomar.
  • Usar los zapatos cerrados.
  • Limpiar cualquier derrame de sustancias tóxicas o inflamables.