Los accidentes forman parte de las principales causas de  daños graves a la salud y por supuesto a la economía.

Ser víctima de algún accidente podría implicar pérdidas en todos los sentidos. Hablando específicamente del daño a  la salud, éstos pueden llegar a afectar físicamente o emocionalmente; en cuestión de la pérdida económica, podría acarrear grandes gastos, pues el hecho de solucionarlos implica estancias en hospitales, consultas con doctores, etc.

Estos siniestros ocasionados por percances suceden todos los días y nadie se encuentra excento de sufrirlos, pero se puede contar con la protección de los seguros de gastos médicos, además de que todos de alguna u otra manera podemos ayudar a evitarlos, ya que la mayoría de ellos pueden prevenirse siguiendo algunas sencillas recomendaciones que les damos en Grupo Ordásagente de seguros y fianzas.

  • Siguiendo el orden

La mayoría de los accidentes surgen cuando no se siguen las reglas establecidas, cuando existe un desorden que genera conflictos y en estos casos las probabilidades de riego aumentan.

  • Dormir bien

Se ha comprobado que la falta de sueño ocasiona innumerables accidentes, ya que no se está concentrado al 100% en la actividad que se está realizando. Sentirse cansado exhaustivamente tiende a que el cerebro no reaccione con la misma rapidez y coherencia que debe, además el cuerpo será incapaz de realizar actividades que en otras ocasiones serían más sencillas de hacer.

  • Ser observador

Muchos percances se ocasionan por no darse cuenta de que existe un nivel de riesgo o que se está en peligro. Es importante poner at