El home office ha incrementado el riesgo de ciberseguridad. Al no poder operar normalmente, las organizaciones deben apoyarse en sus empleados vía trabajo remoto, pero tienen que observar políticas de seguridad. Por ello, deben contar con anti virus y anti spyware, además de sistemas actualizados, sin excepción; entre otras muchas medidas.

Para mejorar la ciberseguridad, las organizaciones deben apoyarse en cinco tipos de herramientas tecnológicas: De identificación, protección, detección, respuesta y restauración. Las de identificación correlacionan activos y procesos críticos, evalúan riesgos, monitorean el comportamiento de los usuarios y el flujo de los sistemas para detectar algo fuera de lo normal. Las de protección son las tradicionales: firewalls, antivirus, anti spyware. Las de detección llevan a cabo el análisis de la seguridad; las de respuesta actúan cuando aparece una brecha; y las de restauración aplican procesos de respaldo y se enfocan en la protección de los sistemas y programas más sustantivos, detalló el directivo.

Ningún tipo de empresa está exento de sufrir ciberataques, y que uno de los mayores riesgos que corren las firmas es que sus empleados sean víctimas del ‘pishing’, que se activa cuando un usuario accede a algún correo que no debió atender, o activa un enlace que descarga un malware o un ransomware.

Si en tu empresa ya ha pasado por evento de ciberataque, es momento que te acerques a Grupordás Howden, contamos con el seguro ideal para este tipo de acontecimientos.

Da clic aquí y conoce más.