Hoy en día, poner cerrojo en todas las puertas, asegurar las protecciones, cerrar llaves de gas, agua y desconectar aparatos eléctricos, entre otras medidas, no son suficientes para tener protegida tu casa, ya que existen otros factores que podrían provocar estragos en tu patrimonio.

Es por ello que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a través de Grupo Ordásagente de seguros y fianzas  proporciona pautas referentes al seguro de casa habitación de alto y bajo riesgo.

El organismo destaca la importancia de contratar dicho producto, que en la mayoría de los casos puede amparar ante inundaciones que eventualmente se presenten en el domicilio.

La mayoría de los seguros contra daños a casa-habitación protegen de riesgos como incendio por rayos, terremoto, erupción volcánica y fenómenos hidrometeorológicos tales como avalanchas de lodo, granizo, heladas, huracán, inundaciones, golpe de mar, marejadas, nevadas y tiempos tempestuosos.

También cubren responsabilidad civil, robo o asalto, rotura de cristales a causa de fuertes vientos o vendavales, e inclusive el pago de joyería, orfebrería, relojes y pieles que se encuentren dentro del inmueble asegurado.

Cabe mencionar que dichas coberturas también ofrecen servicios adicionales gratuitos como plomería y reparaci