Cada vez es más común escuchar de casos en donde los hackers han provocado multas millonarias a empresas de diversas industrias, por el robo de datos o de información confidencial, lo que nos hace pensar que un seguro de protección de datos y los seguros para empresas ya no son un lujo, sino una necesidad.

Un caso reciente es el de la tienda departamental “Liverpool”, en donde los criminales lograron una intrusión en correos de su personal, además de obtener información de algunos clientes.

Este delito podría costarle al menos 107 millones de pesos, entre el resarcimiento del daño a sus clientes