¿Te imaginas que tus colaboradores incrementaran su rendimiento en un 15%? Suena muy bien, ¿cierto? Lograrlo está a 30 minutos de ejercicio. Si antes no habías considerado el fitness corporativo como un beneficio para empleados, después de leer esto, lo pensarás dos veces antes de decir que no.

El sedentarismo, la inactividad física y los malos hábitos alimentarios de tus empleados, no son únicamente un problema de salud que los afecte a ellos, está más que comprobado que éstos suelen ser asuntos que repercuten directamente en el sistema productivo de una empresa, representándole un costo considerable.

La Universidad de Gales publicó un trabajo de investigación en el que quedaba desmostrado que los programas de mejora física corporativa mejoraban el humor, el estado psicológico y físico de los colaboradores, dando como resultado menos ausentismo laboral, mayor rendimiento y más satisfacción laboral.

¿Es necesario tener un gimnasio en la oficina?

Si te estás preguntando sobre la necesidad de instalar un gimnasio en la oficina, no te preocupes, esto no es necesario, los programas fitness corporativos cuentan con diversas modalidades de acuerdo a las posibilidades de tiempo y espacio en tu organización.

Los empleados activos y sanos faltan menos por cuestiones de salud y tienen más y mejor energía durante sus labores cotidianas.

Unilever Andina en Venezuela, entiendió muy bien este beneficio para empleados desde hace 3 años, instaurando un programa que consiste en una serie de estiramientos que se hacen en el lugar de trabajo. Una persona visita cada departamento y reúne a los colaboradores que deseen estirarse todas las mañanas de 9 a 10.

beneficios_del_fitness_corporativo_-_Grupo_Ords.jpg

Primer paso para iniciar una cultura organizacional más sana

Los expertos recomiendan que debes empezar por analizar el mobiliario de las oficinas. ¿Las sillas, los escritorios, incluso los mouse pads, son ergonómicos? Está comprobado que la ejecución de movimientos repetitivos generan traumas en las articulaciones; por ejemplo: escribir en el teclado, mover o cliquear el mouse, mirar adelante y atrás en el monitor y documentos que se leen.

Promover que los colaboradores para que sigan consejos prácticos de ergonomía podría ser un muy buen comienzo de un entorno laboral más sano y cómodo:

  • Mantener una postura neutral mientras se trabaja: hombros relajados, muñecas rectas, codos a lado, espalda apoyada y pies apoyados.
  • Cambiar la postura frecuentemente, se recomienda hacerlo cada 15 minutos sin levantarse. Pararse y estirarse por uno o dos minutos cada hora.

Es muy importante que como organización, puedas brindarle a tu colaboradores un seguro de vida para empleados, sin embargo, puedes evitar llegar a las últimas consecuencias trabajando en una cultura de prevención con estas sencillas prácticas.

Habla con tus equipos de trabajo, encuéstalos y entérate qué tan cómodos se sienten en los lugares donde pasan, al menos 8hrs. de su día. Considera que estos beneficios para empleados, son una inversión; una investigación realizada por la Academia de Medicina de Nueva York, demostró que con una inversión anual de 10 dólares por empleado, una empresa lograba un retorno de 5.6 dólares por cada dólar invertido en un plazo de cinco años.

Integra el fitness corporativo como una de las prestaciones de tu organización, fomenta los hábitos saludables lo cual mejora el clima laboral de tus colaboradores y benefíciate con los resultados.

Si tienes dudas acerca de los seguros para empresas, y seguros de vida para empleados, contacta a Grupo Ordás y un asesor te ayudará a cambiar positivamente tu cultura organizacional.