¿Te imaginas que tus colaboradores incrementaran su rendimiento en un 15%? Suena muy bien, ¿cierto? Lograrlo está a 30 minutos de ejercicio. Si antes no habías considerado el fitness corporativo como un beneficio para empleados, después de leer esto, lo pensarás dos veces antes de decir que no.

El sedentarismo, la inactividad física y los malos hábitos alimentarios de tus empleados, no son únicamente un problema de salud que los afecte a ellos, está más que comprobado que éstos suelen ser asuntos que repercuten directamente en el sistema productivo de una empresa, representándole un costo considerable.

La Universidad de Gales publicó un trabajo de investigación en el que quedaba desmostrado que los programas de mejora física corporativa mejoraban el humor, el estado psicológico y físico de los colaboradores, dando como resultado menos ausentismo laboral, mayor rendimiento y más satisfacción laboral.

¿Es necesario tener un gimnasio en la oficina?

Si te estás preguntando sobre la necesidad de instalar un gimnasio en la oficina, no te preocupes, esto no es necesario, los programas fitness corporativos cuentan con diversas modalidades de acuerdo a las posibilidades de tiempo y espacio en tu organización.

Los empleados activos y sanos faltan menos por cuestiones de salu